ACTUALIDADES

¡Ojo! a las horas que pasa frente a la pantalla

Un 89% de la población se queja de molestias provocadas por la fatiga visual: picor, escozor, sequedad... Conozca cómo evitarlas

El entorno digital se ha integrado en nuestra vida hasta el punto de mantenernos todo el día conectados. Cada vez son más los puestos de trabajo que exigen pasar muchas horas frente al ordenador, pero no sólo eso; las pantallas también son nuestras fieles compañeras en el tiempo de ocio, ya sea viendo una película, una serie de televisión o leyendo el periódico en la 'tablet'. Más del 90% de personas de entre 18 y 65 años las utilizan a diario, según la consultora Ipsos. Y mucho más tiempo del que cabría esperar. Un estudio realizado por el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña afirma que los menores de 30 años pasan 10 horas y media diarias visualizando pantallas, y las personas de entre 30 y 60, entre ocho y nueve horas. España es, además, el país líder en el uso de 'smartphones' y el número de móviles y 'tablets' supera ya al de habitantes.

Hemos pasado de vivir en el campo bajo la luz del Sol a hacerlo bajo la de los dispositivos en sólo un siglo, lo que ha generado nuevos hábitos a los que a nuestros ojos les cuesta adaptarse. De hecho, un estudio de Ipsos revela que los dispositivos electrónicos están detrás de las quejas por molestias oculares del 89% de la población: picor, pesadez, sensación de tierra en los ojos, necesidad de frotarse, sequedad, quemazón, enrojecimiento, visión borrosa y la necesidad de tener los ojos cerrados. Éstos son los síntomas más comunes del llamado síndrome de la fatiga visual, la consecuencia directa de exigirles demasiado a nuestros ojos.

"Estas superficies requieren una concentración y provocan que fijemos la mirada en exceso, disminuyendo la frecuencia de parpadeo". Éste es el principal inconveniente que aprecia José Manuel Benítez del Castillo, secretario general de la Sociedad Española de Oftalmología. Según este experto, cuanto más elevado sea el grado de concentración que requiere la tarea que desempeñamos, menos veces se cierran los ojos, lo que provoca que se sequen con más facilidad al pasar de parpadear 14 veces por minuto a nueve. "Existen otros factores que ayudan a que las lágrimas se evaporen con más facilidad, como tener una humedad baja en el puesto de trabajo o estar expuesto a corrientes, radiadores o al aire acondicionado", explica.

¿Cómo solucionarlo?

Según los expertos, no se trata de evitar los aparatos digitales, sino de limitar su uso o utilizarlos correctamente. Para ello, cambiar pequeños hábitos en nuestro día a día puede resultar crucial. Resulta útil parpadear intencionadamente varias veces o mirar a lo lejos durante 10 ó 15 segundos cada cuarto de hora aproximadamente, una costumbre que "aumenta la productividad y evita molestias en los ojos", alega Benítez del Castillo. Esto se explica porque "la musculatura del ojo se encuentra más relajada cuando se mira al horizonte, pero cuando se enfoca de cerca para leer o mirar el móvil o el ordenador tiene que realizar un esfuerzo mayor", cuenta Pilar Cornejo, óptico optometrista de Essilor. También pueden aparecer molestias cuando se realiza alguna actividad que exige cambios constantes, como por ejemplo al pasar la vista del retrovisor a la carretera mientras se conduce.

La luz es otro factor importante a tener en cuenta. Es aconsejable que ésta sea indirecta, es decir, dirigida a lo que estemos leyendo y no hacia nuestra cara para evitar reflejos. Además, no debe partir sólo de la pantalla, sino que la estancia debe estar bien iluminada.

Por otro lado, las lentes de contacto agudizan el problema de sequedad y los expertos recomiendan no abusar de ellas. "Más de 12 horas es excesivo. Siempre hay que lavarlas con el líquido específico para ello, ya que si no podría provocar más irritación", afirma Rodríguez Mier, del Consultorio de Oftalmología y Microcirugía Ocular. Además, "llevar gafas disminuye la evaporación de la lágrima un 20%", explica Benítez del Castillo, que aconseja utilizar humidificadores y lágrimas artificiales sin conservantes en el caso de notar alguna molestia durante la jornada laboral o por la noche, ya que la producción lagrimal cae a última hora del día. Carlos Palomino, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Quirón de Madrid, recomienda "colocar la pantalla ligeramente más baja que el nivel de los ojos sin que esta posición obligue a bajar la cabeza, para que los globos oculares no estén tan expuestos".

Algunas ópticas ofrecen soluciones para prevenir estas molestias oculares. La propuesta de Essilor para combatir la fatiga visual son las lentes Eyezen, que filtran la luz azul emitida por las pantallas, reducen el deslumbramiento y ayudan a enfocar en las distancias cortas. Si a esta ayuda se le añade seguir las recomendaciones de los expertos, sus ojos ya no serán una molestia.

Fuente: ¡Ojo! a las horas que pasa frente a la pantalla

← Volver a actualidades

¡Quedemos en contacto!

Recibe información relevante que cambiará tu vida y se parte de nuestra familia Bien-être